Enhorabuena a l@s nuevos egresad@s en Ciencias del Mar de Andalucía 2018

¡Buenas Oceanógraf@s!

Este viernes 29 tuvimos el placer de estar presentes en la graduación de los que son los nuev@s Graduad@s en Ciencias del Mar en Andalucía, que compartieron el acto con l@s Graduad@s en Ciencias Ambientales por la Universidad de Cádiz.

Fue un acto emotivo y lleno de ilusión por los nuevos egresados. Desde la AOA queremos felicitaros por todo el trabajo que habéis hecho y los logros conseguidos. Ahora ya formáis parte del gremio de la Oceanografía, en todas sus vertientes (biología, acuicultura, química, gestión, conservación, etc.). Es una profesión clave en el momento en el que nos encontramos como sociedad. El océano es un gran pulmón para nuestro planeta, lleno de vida, que maneja nuestro clima y nos provee de recursos. Tened presente que sois vosotras y vosotros los que tenéis el futuro del estado del corazón azul del planeta en vuestras manos. Tenéis los conocimientos suficientes para ser grandes profesionales. Enhorabuena y… ¡Adelante oceanógraf@s! 

Acto de graduación de l@s nuev@s egresad@s en Ciencias del Mar 2018 en Andalucía.

Agradecer al equipo decanal y profesor@s de la Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales de la Universidad de Cádiz por conceder la distinción por la defensa de los derechos de los Licenciad@s y Graduad@s en Ciencias del Mar  a la Asociación de Oceanógrafos de Andalucía.

Miembros de la AOA, Rocío Jiménez Ramos como presidenta y Luisa Iglesia Chaves como fundadora, recogiendo la distinción por parte de D.  Mila Soriguer (Decana de la Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales) y D. Carlos Moreno Aguilar (Vicerrector de Ordenación Académica y Personal).

Nuestr@ equipo seguirá trabajando por los derechos y la representación de l@s oceanógraf@s y seguiremos apoyando todas las iniciativas involucradas en la protección y conservación del océano.

Parte del equipo de la AOA presentes en el acto de graduación. De izquierda a derecha: Rocío Jiménez Ramos (presidenta), Luisa Iglesia Chaves (secretaria), Enrique García Luque (vocal) y Aglaya García Angulo (vocal).

Por último, tal y como pronunció en su discurso la profesora Dorotea Ortega como madrina en Ciencias del Mar,  recordamos las palabras de  la oceanógrafa estadounidense Sylvia Earle, nombrada “Héroe del planeta” en 1998 y actualmente Premio Princesa de Asturias de la Concordia: 

Con cada gota de agua que tomas, cada vez que respiras, estás conectado al mar. No importa dónde vivas en el planeta

Post by Luis G. Egea

Convenio UCA-UNAM para alumnos de posgrado de Ciencia del Mar

¡Buenas Oceanógraf@s!

La semana pasada delegación UCA-CEI·Mar ha participado en el I Congreso Internacional ICML-PCML (UNAM) y EIDEMAR-EDUCA-CEIMAR (UCA) en México, donde los responsables académicos de la Universidad de Cádiz han presentado el Campus de Excelencia Internacional del Mar CEI·Mar, las dos escuelas doctorales: Escuela Internacional de Doctorado en Estudios del Mar (EIDEMAR) y de la Universidad de Cádiz (EDUCA), así como cada uno de los programas de doctorado de EIDEMAR (Ciencia y Tecnología Marinas; Recursos Marinos; Gestión y Conservación del Mar; Historia y Arqueología Marítimas).

Participantes de la UCA-CEI·Mar en el I Congreso Internacional ICML-PCML (UNAM) y EIDEMAR-EDUCA-CEIMAR (UCA) en México. Fotografía de la web de la  Universidad de Cádiz 

Nuestra compañera de equipo en la AOA, Aglaya García Angulo, fue una de las participantes como alumna doctoral representando al programa de doctorado en Ciencias y Tecnologías Marinas. Aglaya realizó una ponencia sobre su investigación en genética en el campo de la acuicultura.

Hoy se han reunido los responsables de la delegación UCA-CEI·Mar así como el claustro de profesores donde se ha invitado a la AOA y allí hemos estado para informaros acerca de las líneas y proyectos de interés común para los graduados en Ciencias del Mar. La colaboración entre la UCA-UNAM nace del convenio firmado en 2015 en el que se recoge un compromiso de realización de estancias y campañas oceanográficas que conllevaran la participación de alumn@s de posgrados graduad@s en Ciencias del Mar. Además, algunas de las líneas y proyectos de interés común son generar convocatorias para fomentar la movilidad mediante pequeños proyectos científicos, difundir información entre UCA-UNAM y la cordinación de una doble licenciatura en gestión costera, estando en la unidad de Sisal la única unidad académica de la UNAM que contempla una licenciatura en manejo sustentable de zonas costeras.

Fidel Echevarría, director del EIDEMAR, hoy en la reunión informativa.

Otro objetivo es la puesta en marcha de tesis en cotutela para los graduad@s/licenciad@s en Ciencias del Mar. Actualmente, el alumno Pedro López es el primer doctorando cotutelado entre la UNAM y la UCA dentro del programa doctoral Ciencia y Tecnología Marina. Tal y como han comentado en la reunión, también se contempla la posibilidad de financiar un contrato predoctoral desde la UCA, que será público a las alumnas y alumnos cuando su proceso de gestión esté terminado. Este proyecto doctoral dejará abierta la posibilidad de financiar otros en el futuro.

Por otro lado, tras el cierre del congreso internacional, se aprobó celebrar una Conferencia Internacional UNAM-UCA-CEIMAR durante el primer trimestre de 2019, recogida también en el convenio de 2015, que servirá además para evaluar el estado de las acciones emprendidas.

Post by Luis G. Egea

¡Feliz Día de los Océanos! Lo celebramos con nuestra Entrevista del Mes – Junio 2018

Ana Payo Payo, juglar, aprendiz y aventurera. Oceanógrafa valiente con un cuaderno de bitácora lleno de experiencias antárticas


¡Buenas Oceanógraf@s!

Hoy, 8 de junio se celebra el Día Internacional de los Océanos, considerados como “el corazón de nuestro planeta”. Desde la AOA queremos celebrar este día tan señalado con la colaboración de una mujer inquietante, gran referente para l@s jóvenes oceanógraf@s:

Oceanógrafa y ambientóloga. Doctora. Docente. Monologuista científica. Divulgadora. Presentadora en IB3 Tv. Exploradora en la Antártida. Gran amiga de Laura y Paco… Y la lista podría continuar unas cuantas líneas más. Como bien se presenta ella, Ana Payo Payo, es “oceanógrafa océanografa” y un gran referente como mujer investigadora. Qué mejor manera de celebrar el Día Mundial de los Oceáno, que compartiendo con ella su pasión por el gran azul, regalándonos un ratito de lectura salada, profunda y realmente inspiradora.

AOA: Ana, naciste en una tierra preciosa como es Zamora, llena de historia cultural y arquitectura, con unos parajes naturales increíbles. Pero, ¿cómo surgió tu pasión por el mar viviendo tan lejos de él?

APP: ¡Una oceanógrafa de secano! El mar es de esas cosas que fascinan a casi todo el mundo. A veces, el mero hecho de que esté lejos lo hace incluso más apasionante.

AOA: Empecemos hablando de los inicios en la oceanografía. Te licenciaste en Ciencias del Mar y Ciencias Ambientales por la Universidad de Cádiz. ¿Cuándo decidiste y por qué estudiar Ciencias del Mar?

APP: Mis comienzos en la oceanografía fueron algo “azarosos”. Yo no sabía qué carrera elegir. Lo único que tenía claro era que me gustaba estudiar y aprender un poco de todo. Exploré un poco a ver qué carreras tenían un poco de matemáticas, física, química y biología y las ganadoras ya las conocéis.

Ana Payo participando en uno de sus divertido monólogos. Fotografía tomada de un vídeo de RTVE.

AOA: Posteriormente realizaste el doctorado en la Universidad de Barcelona, sobre los impactos de las perturbaciones en las poblaciones de depredadores marinas. Parte de tu investigación la presentaste en FameLab en 2014, con Laura y Paco como protagonistas. ¿Cómo cambió esta experiencia en tu trayectoria científica?

APP: Famelab me ha dado muchas cosas, visibilidad, oportunidades, momentos inolvidables con público entregado con las desavenencias conyugales de Laura y Paco. Ahora hace casi 4 años de aquel concurso, desde entonces no sólo he dado muchas charlas en colegios y universidades sino que también me ha dado la oportunidad de contar mi ciencia en radio y televisión. Es bonito mirar atrás y pensar, ves como la ciencia sí interesa…

AOA: Cuando miras hacia atrás, ¿pensaste en algún momento que tu trabajo en la divulgación científica generaría una repercusión social importante para la conservación el océano?

APP: Ese era uno de los objetivos. Aún nos queda mucho por hacer, pero yo pongo mi granito de arena.

AOA: ¿Cuál es tu opinión sobre el papel de la divulgación científica y la sensibilización social en la búsqueda de soluciones para problemas medioambientales?

APP: La transferencia del conocimiento científico a la sociedad es una de las claves. A veces, da la sensación de que hay debate en ciertos temas en los que la comunidad científica tiene un consenso aplastante. Pero esa transferencia debe ser efectiva a todos los niveles, social, político e sobretodo jurídico.


“Homeward Bound ha sido un proceso de aprendizaje súper intenso. Durante un año las 80 científicas trabajamos para aprender técnicas de liderazgo, gestión de equipos, búsqueda de financiación”


AOA: Juglar. Aprendiz. Aventurera. Así te defines en tu página web. ¿Qué aptitudes crees que son esenciales para ser Oceanógrafa?

APP: ¿Para ser oceanógrafa? Supongo que tener curiosidad por entender qué es lo que pasa dentro de esas masas de agua. La interdisciplinariedad sería otra de las grandes estrellas del perfil del oceanógrafo.

AOA: ¿Qué proyectos tienes ahora en marcha?

APP: Ahora estoy de post-doc en la Universidad de Aberdeen y me dedico a construir modelos teóricos sobre los efectos de la variabilidad ambiental en la migración de diferentes especies de animales. ¡Vaya! Que me paso el día leyendo y picando código…

AOA: Homeward Bound Antarctic Expedition. Háblamos de este gran proyecto, liderado por mujeres, y en el cual formaste parte entre las 4 españolas seleccionadas.

APP: Homeward Bound ha sido un proceso de aprendizaje súper intenso. Durante un año las 80 científicas trabajamos para aprender técnicas de liderazgo, gestión de equipos, búsqueda de financiación. El objetivo final del proyecto es crear una red de científicas a nivel global que trabaje para impulsar la figura de la mujer en la ciencia y en los procesos de toma de decisiones del cambio climático. Con cada edición la red crece y poco a poco nos hacemos más fuertes.

Ana Payo en la expedición antártica Homeward Bound. Fotografía tomada en un vídeo de rtvcyl.es

 AOA: En posts anteriores, la AOA se hizo eco del proyecto a través del día del Movimiento Feminista 8M. En la entrada denunciamos el pobre respaldo que tiene la mujer en la ciencia española, advirtiendo que la proporción media de mujeres dedicadas a la investigación marina en España es sólo del 31.8% aproximadamente, reduciéndose en los puestos de trabajo más elevados. ¿Qué ocurre con las oceanógrafas?

APP: Lo mismo que ocurre con el resto de profesionales. El peso del estereotipo, la invisibilización, los sesgos en el sistema de publicación y adjudicación de fondos. Pero sobretodo, la falta de medidas que garanticen la conciliación real de la vida familiar.


“Cuando asumamos que lo que le pasa al océano nos pasa a nosotros estaremos un poquito más cerca de resolver problemas como la sobrepesca, los micro plásticos, los vertidos…”


AOA: Si seguimos aportando datos, ¿qué opina sobre los 8 millones de toneladas de plástico que llegan al mar cada año?

APP: Me da tristeza. Vivimos enterrados en plástico. Todas las sales de mesa contienen trazas de microplásticos. Es el momento de parar. Tenemos que conseguir cambiar la legislación, pero hasta entonces cada uno es responsable de sus hábitos de consumo. ¡Dejen de comprar cosas de plástico de un solo uso!

AOA: Días como los de hoy son necesarios como vehículos para recordar la importancia de la conservación y la protección del océano a nuestra sociedad. ¿Cuál crees que es el mayor desafío al que nos enfrentamos cuando hablamos de conservación del océano?

APP: La distancia con la que miramos lo que pasa en el mar. No acabamos de entender que nuestra salud depende de la salud de los océanos. Cuando asumamos que lo que le pasa al océano nos pasa a nosotros estaremos un poquito más cerca de resolver problemas como la sobrepesca, los micro plásticos, los vertidos…

AOA: ¿Un referente en la oceanografía?

APP: Josefina Castellví i Piulachs, fue investigadora del CSIC, primera mujer en participar en una expedición a la Antártida y directora de la Base Española Juan Carlos I en la Antártida. Fue un rompehielos en un mundo de hombres.

AOA: ¿Un ambición profesional?

APP: Establecerme como científica titular y montar mi propio grupo de investigación.

AOA: ¿Un deseo para el Océano?

APP: Le deseo humanos más responsables. Que lo cuiden como se merece.

Muchísimas gracias Ana por colaborar y compartir un trocito de ti misma y de tu experiencia con nosotr@s. Por repartir inspiración y generosidad haciendo ciencia. Sin duda, una entrevista esencial en este día tan señalado para los Oceanógraf@s. Podéis seguir descubriendo a Ana Payo a través de su página web y blog, donde comparte su cuaderno de Bitácora de la Expedición Antártica, Twitter e Instagram.

En el día de hoy, os invitamos a leer de nuevo el post “Unid@s por el océano antártico” y te unas a la petición dirigida por Greenpeace para exigir a los gobiernos que el océano Antártico sea protegido creando un santuario en sus aguas. Para ello entra y firma en el siguiente enlace: protecttheantarctic.org

Como oceanógraf@s somos un@s de l@s mayores responsables para concienciar a la sociedad de la importancia de cuidar los océanos, de hacer que la sociedad sea consciente de lo que nos estamos jugando en este siglo.

¡Os deseamos un gran día azul y salado!

Post by R. Jiménez-Ramos

 

Día Internacional de la Diversidad Biológica

¡Buenas Oceanógrafos!

Y feliz día de la Biodiversidad. Sin duda, una de las celebraciones más bonitas del año. Hoy celebramos este día doblemente: Por un lado, este 2018 se cumplen 25 años del Convenio sobre la Diversidad Biológica y los resultados han sido considerables hasta la fecha. Tras la adopción del Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 las Partes han avanzado significativamente en el logro de varias de sus Metas de Aichi. Dentro del plan estratégico C, la meta número 11 está dirigida a salvaguardar mediante áreas marinas protegidas el 10 por ciento de las zonas marino- costeras, especialmente aquellas de particular importancia para la diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas, mediante una administración eficaz y equitativa. Actualmente, únicamente el 1,5% de los océanos se consideran áreas marinas protegidas, y de éste menos del 1% tiene planes de gestión.

La red Natura 2000 es la principal herramienta para proteger especies y hábitats en Europa. Sin embargo, más de dos décadas después de su creación, las áreas marinas protegidas solo cubren el 4% de las aguas europeas, lejos del objetivo del 30%. Un informe de 2015 de la Agencia Europea de Medio Ambiente mostraba que tan solo el 7% de las especies marinas y el 9% de los ecosistemas marinos protegidos por Natura 2000 se consideraban en buen estado de conservación. Por ello, nos encontramos como profesionales ante un gran desafío en la protección y conservación del océano, con la necesidad de profundizar en la gestión de costas, la oceanografía ambiental y la apuesta por la industria sostenible y eficiente.

Las principales líneas de trabajo relacionadas con la conservación de la biodiversidad marina que actualmente se desarrollan en España pueden englobarse en dos tipos principales en función del objeto de protección. Podríamos referirnos, en primer lugar, a las actividades dirigidas a la protección de espacios marinos de alto valor ecológico –y, en una fase posterior, la configuración de estos espacios protegidos en red, conformando un todo planificado y coherente-. Por otra parte, se encontrarían las actividades destinadas a la protección de la biodiversidad – especies y hábitat marinos – propiamente dicha. Por otro lado, destacan las actividades relacionadas con la creación y la mejora del conocimiento sobre la biodiversidad y el patrimonio natural marinos, y las encaminadas hacia la correcta planificación del espacio y de los recursos naturales (por ejemplo, IEHEM, LEPSE, CEEA, etc.).

Por otro lado, el objetivo principal de las metas Aichi es lograr que para 2020 la sociedad tenga conciencia del valor de la diversidad biológica y de los pasos que pueden seguir para su conservación y utilización sostenible. Y para ello es indispensable la educación y la divulgación en todos los niveles sociales.

Bajo este desafío, la AOA junto con tod@s sus asociad@s trabajamos para divulgar a la población general la importancia de cuidar y estudiar los océanos. Una de las actividades que realizamos hace poco fue el movimiento mundial del City Nature Challenge. Finalmente, la ciudad ganadora fue San Francisco, pero Cádiz consiguió uno de los 4 reconocimientos oficiales como la ciudad que consiguió el mayor porcentaje de observaciones con foto o audio, geolocalización, fecha y hora identificadas (“City with highest percentage of verifiable observations making it to Research Grade: Cádiz, Spain with 70.5%”). Esto nos sitúa como los primeros del mundo delante de Amarillo-Texas (68,6 %), Maui-Hawai (66,4 %) y Pittsburgh-Pensilvania (63,5 %), las siguientes ciudades en este ranking. Y todo gracias al gran trabajo del equipo de la Sociedad Gaditana de Historia Natural. Destacar también que Cádiz, junto con Madrid y Barcelona encabezan la clasificación europea, con un total de 15.612 observaciones, casi la mitad de las observaciones que se han realizado en Europa.

Agradecemos desde aquí las contribuciones que realizaron nuestr@s asociad@s, consiguiendo más de 75 fotografías de las más de 800 observaciones que se obtuvieron de la ciudad.

Para despedir el blog en el día de hoy, recordemos una de las reflexiones de Sylvia Earle, un ejemplo para la mujer oceanógrafa:

 

Todavía queda el diez por ciento de los peces grandes.

Todavía hay algunas ballenas azules.

Todavía hay algo de krill en la Antártida.

Todavía sobreviven la mitad de los arrecifes de coral. 

Todavía hay tiempo, pero no mucho, para cambiar las cosas

 

¡Feliz Día de la Biovidersidad Oceanógraf@s!

Post by L.G. Egea

 

 

Controversia con el proyecto oceanográfico MedSalt-2: “Balears diu no”.

¡Buenos días Oceanógraf@s!

Este mes de mayo ha sido un tiempo de controversia entre diferentes comunicados de organizaciones ecologistas que rechazan el inicio del proyecto oceanográfico MedSalt-2, en aguas del Mediterráneo.

El proyecto MedSalt-2 tiene como objetivo comprender la crisis salina del Messiniense, un periodo de hace 6.000 millones de años que tuvo lugar durante la desconexión del mar Mediterráneo y el océano Atlántico, y que probablemente incluyó una desecación casi completa. El área elegida para estudiar este fenómeno son las aguas de Ibiza, Formentera y Mallorca, ya que la capa de sal tiene menos espesor en esta zona.

La controversia surge ya que la metodología para el estudio está basada en el uso de cañones de aire comprimido que generan impulsos sonoros de gran intensidad, equivalentes a entre 10.000 y 100.000 veces el ruido de un motor a reacción, algo que genera impacto sobre todo tipo de fauna. Con el uso de este tipo de metodología ya se ha comprobado que puede causar graves daños a los cetáceos -con especies protegidas como los cachalotes y los zifios que pasan por el corredor de esa zona-, además de dañar al plancton, a los invertebrados y a los peces, ya que se ha observado una reducción de capturas donde han hecho prospecciones con cañones de aire comprimido previas. Por otro lado, plataformas ecologistas como Greenpeace y Aliança Mar Blava también acusan del apoyo de varias compañías de hidrocarburos que recibe el proyecto.

Los científicos de MedSalt-2 han publicado una carta abierta defiendo su proyecto a través de su página web. En este comunicado defienden el uso de la metodología aunque sí aceptan los posibles daños que causa el uso de la tecnología “airgun”. Textualmente argumentan que: “Es bien conocido que el uso de ‘cañón de aire’ afecta a ciertos animales marinos, principalmente cetáceos. Por ello todos los operadores, y especialmente investigadores de instituciones públicas como nosotros, adoptamos medidas ampliamente reguladas para mitigar dicho impacto”.

Ante la acusación de las plataformas ecologistas a que los resultados son interesantes para empresas de hidrocarburos, por la posibilidad de que dichas empresas petroleras empleen este estudio para la extracción de hidrocarburos, los investigadores de MedSalt-2 se han defendido en su carta abierta textualmente como sigue: “Las empresas pueden interesarse en los resultados de nuestra investigación para mejorar su comprensión general de la formación geológica del Mediterráneo. Indirectamente, esto podría contribuir a sus hallazgos en otros lugares, pero no específicamente en las Islas Baleares. De hecho, el muestreo de rocas que queremos lograr a través del programa International Ocean Discovery Program (IODP) exige que llevemos a cabo la campaña MEDSALT2 precisamente para garantizar que no haya rastros de hidrocarburos en nuestra área de estudio”.

Además de lo anterior, el proyecto ha recibido gran rechazo ya que una parte del área del estudio está dirigida muy cerca del Parque Nacional Marítimo de Cabrera que constituye el mejor exponente de ecosistemas insulares no alterados del Mediterráneo español.

Sin duda, es un ejemplo de la necesidad de explorar información de ambas partes y poner no sólo los conocimientos como ocenanógrafos, sino también las reglas éticas de la comunidad científica. Hay una línea muy fina y difícil de determinar entre el progreso científico, el respeto medioambiental y la mercantilización de la naturaleza, para evitar dejarla desprovista de protección por abordar conocimiento. Os dejamos varios links sobre el proyecto y los comunicados de diversas plataformas que lo rechazan. Como profesionales podéis sacar vuestras conclusiones. Os animamos a crear una línea de debate en el Foro.

¡Os deseamos un feliz día!


Links de interés:

Página web MedSalt-2 (carta abierta)

Evaluación de Impacto Ambiental del Proyecto: Introducción

Evaluación de Impacto Ambiental del Proyecto: Área de Estudio

Aliança Mar Blava: Información sobre proyecto medsalt-2 y su vinculación con los intereses de la industria petrolera

Información sobre el proyecto MedSalt-2 por Greenpeace: Causas del rechazo

Las dos entidades han destacado que el proyecto MedSalt-2 está ligado a los intereses de las empresas petroleras, publicando el documento ‘Memorandum of Understanding for the implementation of the COST Action “Uncovering the Mediterranean salt giant” (MEDSALT) CA15103’, que es la base del proyecto COST/MEDSALT (COST Action CA15103), donde subrayan dicha acusación.

Plataforma “Balears diu No”

Post by R. Jiménez-Ramos

Entrevista del mes – Mayo 2018

Verónica Caviedes, una apasionada del mar que transciende fronteras en su pasión por el océano


¡Buenas Oceanógraf@s!

Esta semana os presentamos la interesante trayectoria de Verónica, licenciada en Ciencias del Mar y Ambientales por la Universidad de Cádiz. Nació en San Fernando (Cádiz) y su pasión por el mar le ha llevado hasta Honduras, donde es ahora mismo Profesora Titular. En estos momentos, está desarrollando su doctorado en la UCA, en el Programa de Gestión  y Conservación del Mar.

AOA: ¿Qué ha significado para ti estudiar Ciencias del Mar?  

VC: Estudiar Ciencias del Mar ha significado para mi dedicarme a lo que siempre me ha gustado, a lo que me ha atraído, llamado la atención y con lo que he estado vinculada toda mi vida. Al ser de San Fernando (Cádiz), me he criado en una zona costera, todos los días viendo el mar desde el balcón de mi casa, la primavera, el verano y parte del otoño metida en el mar, salpicándome de agua salda, paseos en bicicleta por las marismas, paseos hasta la playa, etc. Hija de marino mercante que me transmitió el amor y el saber disfrutar de esta naturaleza y paisajes costeros. Quién sabe si por casualidad, tenía en la estantería del salón de casa la colección de libros y videos de Jacques Cousteau, y que siempre me pasaba horas admirando. He crecido en un ámbito culturalmente vinculado con el mar y profesionalmente me fue difícil escapar de esa atracción.

AOA: Cuando acabaste la carrera, ¿supiste qué camino empezar a recorrer como profesional, o fue complicado encontrar tu sitio? 

VC: A lo largo de la carrera, soñaba con poder trabajar en espacios protegidos costero- marinos, ya fuera como funcionaria o en alguna ONG o empresa. Pero cuando terminé la carrera de Ciencias del Mar y dos años después Ciencias Ambientales en 2010, las opciones de trabajo estaban bastante complicadas entonces decidí meterme a hacer el Máster en Gestión Integrada de Áreas Litorales. Siempre pensé en escoger hacer las prácticas del Máster en algún área costera de España o Andalucía y así poder tener más opciones de cara a ese sueño de dedicarme a la conservación de espacios naturales.


“Con esa carrera tan preciosa como Ciencias del Mar que están estudiando tienen la oportunidad de comerse el mundo. Lo importante es “seguir hasta conseguir” y tener ilusión cada día por hacer lo mejor posible las cosas.”


Podría decir, que desde antes de entrar la carrera y durante, eso era lo que quería, es decir, supe que camino empezar a recorrer, pero a veces los planes no salen como uno dispone, los caminos se cruzan. Resulta que salió una oportunidad de hacer tesis de investigación con una beca del Aula Iberoamericana de Posgrados, solo tenía que elegir la Universidad y país. Y así lo decidí, con el apoyo de mis profesores, eché la solicitud para irme a la Universidad de Costa Rica. A los pocos meses me concedieron la beca y un siete de junio de 2011 estaba volando para San José, la capital del país centroamericano, para realizar mi Tesis Fin de Master en el Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad de Costa Rica, sobre el análisis del manejo integrado de zonas costeras y marinas de ese país.

Verónica en la laguna de Apalka, Moskitia de Honduras, en un taller de política pública de manejo costero con comunidades indígenas. Fotografía cedida por la entrevistada.

Al terminar el máster, y a comienzos de 2012, desde Cádiz me fui para Honduras, esta vez sin un camino claro, esta vez sí fue para probar suerte. Estuve trabajando en consultoría, al principio eran pequeñas y después un poco mejores. Mi primer trabajo fue para una empresa consultora que me pidió buscar videos, blogs y menciones en redes sociales sobre cierta área protegida, fue un trabajo de solo 3 días. Después me salieron otros pequeños trabajos, como ir un día a hacer encuestas por hoteles de playa, editar documentos de otras consultorías, etc., pero nada estable, cosas de vez en cuando. De ahí tuve la oportunidad de empezar a asistir a algunos talleres de discusión de temas marinos y costeros entre instituciones públicas, ONGs, comunidades costeras, cooperación y otros actores. Trataba de ser voluntaria en trabajos de campo de amigos y conocidos siempre que se daba la oportunidad. En estos espacios pude comenzar a conocer gente, hacer contactos, aprender de cómo funcionaban los asuntos de gestión costera y áreas protegidas en Honduras, familiarizarme más con los ecosistemas tropicales y aprender a realizar trabajos de técnico en campo en esos ambientes. Fue una época enriquecedora pero difícil, ya que no ganaba casi nada para mantenerme y tenía que llenarme de energía positiva. Por esos días, en conjunto con uno de mis profesores de la UCA, comencé de forma voluntaria a realizar un análisis del manejo costero integrado en Honduras, algo que hasta el momento no se había hecho antes, aplicando las metodologías del Grupo de Gestión Integrada de Áreas Litorales de la UCA y que me ayudó a enlazar con mejores consultorías.

Pronto me salió una consultoría para realizar varios trabajos que tenían que ver con diagnosticar el estado de los ecosistemas marinos y costeros de Honduras, y plantear una guía de manejo costero integrado para el país. Estos trabajos fueron sin duda uno de los puntos clave en mi curriculum que me abrieron la siguiente puerta. Al año y medio de estar en Honduras, la Universidad Nacional Autónoma sacó una plaza de Profesor Titular para desarrollar el campo de conocimiento de las ciencias marinas y costeras en un centro regional de esa universidad ubicado en una ciudad de la costa caribe del país llamada Tela. Entonces eché los papeles, pasé todas las pruebas y entrevistas y desde entonces trabajo como profesora en esa Universidad desde el 2013. Es importante destacar que el título de Ciencias del Mar fue clave, ya que no había nadie con esa formación en ese momento.


“…en conjunto con uno de mis profesores de la UCA, comencé de forma voluntaria a realizar un análisis del manejo costero integrado en Honduras, algo que hasta el momento no se había hecho antes...”


Es un trabajo que realmente me tiene dedicada a lo que me gusta. Me permite trabajar en las áreas protegidas, hacer investigación y enseñar sobre los temas que me apasionan. La primera función que me asignaron de hecho fue crear el plan de estudios de una carrera en ciencias marinas para la universidad, la cual esperamos que pronto arranque. Además estar en Honduras me ha permitido diversificar los temas de trabajo dentro de la oceanografía. He tenido que hacer trabajos monitoreando el estado de salud ambiental de arrecifes y manglares, levantar líneas bases de moluscos de lagunas costeras y biodiversidad de algas. También trabajar con actores locales para el manejo de los temas ambientales costeros, en temas de política pública de zonas costero-marinas, entre otras cosas que me han permitido seguir aprendiendo y crecer en muchos aspectos.

AOA: ¿Cómo afrontaste tu nueva vida en Honduras?

VC: Fue una decisión rápida y estaba decidida a irme allí, algo que me permitió tener más inercia quizás para afrontar los retos. Me fui con una maleta ajustando los 23 kilos, mis títulos universitarios dentro, y con toda la ilusión de poder trabajar en lo mío en un área costera caribeña espectacular. Ese fue mi pensamiento. Pero me tocó afrontar un principio no tan sencillo porque eran poquitas cosas en las que podía trabajar, pero que a la vez me permitieron ponerme a estudiar más desde casa, hacerme más autodidacta y a echar más creatividad al asunto. ¡Ante una necesidad, tendemos a crecer! Y además, siempre conté con la compañía y apoyo de mi pareja y eso ha sido algo muy importante en este camino.

Verónica en un monitoreo de arrecifes en el Caribe de Honduras. Fotografía: Ángela Randazzo, cedida por la entrevistada.

AOA: ¿Hay alguien a quien admires en el campo de la oceanografía?

VC: Puedo decir que siempre he admirado, hasta el punto de leer o ver documentales sobre sus vidas, a Jacques Cousteau, a Sylvia Earl, a Charles Darwin, claro. Pero he tenido más de cerca a otras personas que admiro mucho como son algunos de los profesores que tuve en la UCA, que apasionadamente daban sus clases y que nos conectaron aún más con este mundo. Más allá de su aporte a la ciencia o de lo que descubrieron o inventaron, me mostraron un interesante camino que recorrer y me dieron un empujoncito que me hizo saltar lejos y que no olvidaré.

AOA: ¿Qué consejo darías a los nuevos estudiantes de Ciencias del Mar?

VC: A los nuevos estudiantes les diría que no paren de querer aprender constantemente, que no esperen a que las puertas se abran. Si están cerradas, que las abran ellos mismos y si no hay puertas, que las pinten. Que traten de ser autodidactas, que sepan que son capaces de todo y están preparados para asumir los grandes retos. Con esa carrera tan preciosa que están estudiando tienen la oportunidad de comerse el mundo. Lo importante es “seguir hasta conseguir” y tener ilusión cada día por hacer lo mejor posible las cosas. En el momento y situación en el que estén, hacerlo lo mejor posible, siempre. Eso marcará la diferencia.

AOA: ¿Cuál es tu próximo objetivo?

VC: En este momento es sacar mí doctorado aquí en la UCA, en el cual ya llevo un año y estoy muy ilusionada, y con esto, volvería a incorporarme al trabajo en la UNAH y seguir aportando en todo lo que pueda a esta Universidad en estos temas. Siempre salen nuevos proyectos y cosas que hacer en conjunto con los colegas de mi grupo de investigación y otros que se dedican a la conservación de espacios costero-marinos.

Verónica en una actividad de divulgación científica con una colega de trabajo de la Universidad de Honduras.

¡Muchísimas gracias Verónica por colaborar con nosotr@s! Tu experiencia sin duda es inspiradora para muchos y desde la AOA te animamos a seguir trabajando como hasta ahora, con toda la suerte que mereces.

Post by A. García Angulo

La primera infraestructura europea de investigación en Ciencias del Mar

¡Hola Oceanógraf@s!

Hoy os traemos una noticia para la investigación en ciencias del mar. Se trata de un proyecto que se inició en 2008 entre 9 países de la Unión de Europea. Cada uno de los países aportó parte de sus estaciones y centro de investigación para crear el Centro Europeo de Investigación de Biología Marina (EMBRC-ERIC). París se convierte en su sede, registrando a EMBRC-ERIC como la decimoctava  infraestructura en el Consorcio Europeo Infraestructuras de Investigación, pero la primera dedicada al campo de las Ciencias del Mar.

Fotografía realizada por R. Jiménez-Ramos ©cmer.es

España se convierte en uno de esos 9 países, junto con Portugal, Francia, Italia, Bruselas, Grecia, Reino Unido, Israel y Noruega, que suman un total de 24 centros de investigación. España ha ofrecido el Centro de Investigación Marina de la Universidad de Vigo (ECIMAT), que dirige investigaciones basadas en biodiversidad y ecología marina, estudios del cambio global, calidad ambiental y contaminación marina, así como la explotación de recursos marinos sostenible y la gestión integrada de las zonas costeras. El segundo centro es la Estación Marina de Plentzia de la Universidad del Pais Vasco, cuya investigación se centra en estudiar el estado del medio ambiente marino y su influencia en la salud humana.

El centro busca ahondar esfuerzos para la conexión entre científicos expertos en ciencias del mar, educar a la próxima generación de investigadores a través de talleres y cursos en sus instalaciones, además de ofrecer una mejor calidad en el acceso al desarrollo común y buenas prácticas en la investigación marina.

Sin duda, se trata de una iniciativa que ayudará a la investigación en ciencia básica del mar a funcionar de manera transversal y abierta, conectando a diferentes expertos del océano además de buscar estrategias sostenibles y de explotación en la que se denomina a día de hoy, la economía azul.

Post by R. Jiménez-Ramos

Entrevista del mes – Abril 2018

Emilio Beladiez, un comprometido inagotable en la sensibilización social y el activismo por la protección del océano


¡Buenas Oceanógraf@s!

Ayer se celebró El Día de La Tierra. Este día fue creado para generar una conciencia común a los problemas de la contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra. Qué mejor manera de empezar la semana con la entrevista del mes de Abril a un oceanógraf@ comprometido por el medioambiente y que su trabajo representa totalmente a las iniciativas propuestas por este día internacional dedicado a nuestro planeta: Emilio Beladiez, estudiante de Ciencias del mar con una larga e inquietante experiencia como divulgador científico. Un comprometido inagotable en la sensibilización social y el activismo por la protección del océano.

Si te apetece conocer un poquito más sobre su recorrido y trayectoria, adéntrate con nosotr@s en la entrevista!

AOA: Hola Emilio, como en cada entrevista siempre empezamos por la infancia de la persona. ¿Qué recuerdos guardas de tu infancia y el mar? ¿Tenías claro que deseabas estudiar algo relacionado con él?

EB: El mar siempre ha estado presente, me he criado en las playas de El Saler (Valencia) durante muchos veranos y además siempre me ha gustado practicar deportes acuáticos como la natación o el surf. En mis estudios nunca he tenido nada claro pero sí que estaba intresado en la biología y me fascinaban las criaturas marinas, así que era un buen punto de partida.

AOA: ¿Cuándo decidiste y por qué estudiar Ciencias del Mar?

EB: No sabía de la existencia de esta carrera hasta que mi primo, que la estaba cursando en la Universidad de Cádiz, me la dio a conocer un par de años antes de cumplir los 18. La pasión con la que me contaba las prácticas y todo lo relacionado con la universidad me motivaron mucho. Fue anecdótico porque un día antes de echar la preinscripción para la matrícula, yo estaba decidido a estudiar Biología en la Universidad de Valencia, mi primo Rafa me llamó y me dijo que tenía hueco en su piso y me preguntó que si me iba a estudiar Ciencias del Mar a Cádiz. Tuve que pedir permiso a mi madre, pero al día siguiente ya estaba rellenando la preinscripción para la UCA y me aceptaron de primera matrícula. Y así empecé la carrera de los mares.


Se nos ocurrió hacer una excursión a la playa de nuestra infancia y la sorpresa fue tal al ver el paisaje tan cambiado que nos chocó mucho… Nos pasamos 3 horas recogiendo basura


AOA: Eres co-fundador de la asociación Bioagradables y trabajas activamente en esta asociación desde hace más de 5 años. ¿Cómo nació esta idea?

EB: Se nos ocurrió hacer una excursión a la playa de nuestra infancia y la sorpresa fue tal al ver el paisaje tan cambiado que nos chocó mucho. Todo estaba lleno de colores diferentes que no pertenecían al paisaje que recordábamos, toda la arena estaba adornada con trozos de plásticos, boyas de barco y objetos que no pertenecían a la playa. Organizamos una limpieza de playa con un grupo de amigos, con el pretexto de pasar una mañana en la playa con volley y pic-nic, pero al final nos pasamos 3 horas recogiendo basura hasta llenar 30 bolsas de tamaño doméstico. La sensación al acabar fue muy gratificante, y se propuso repetirlo. Al ver la respuesta tan positiva que teníamos empezamos a organizarlo a través de una página de Facebook y de ahí surgió la Asociación BIOagradables.

Emilio Beladiez coordinando como responsable de BIOagradables. Fotografía cedida por E. Beladiez.

AOA: Bioagradables poco a poco se hace más grande. ¿Cómo ha sido tu recorrido en estos 5 años?

EB: Empezamos siendo muy pocos y con ningún recurso, por suerte limpiar playas tampoco es muy caro. Los guantes y las bolsas de basura las traíamos de nuestras casas o las comprábamos con nuestro dinero, todos los comienzos son difíciles. Pero conforme más gente se enteraba de lo que estábamos haciendo más comentarios de apoyo y donaciones recibíamos. Gracias a una voluntaria, y a la empresa donde trabajaba, nos donaron guantes reutilizables para generar menos residuos en cada limpieza. Al cabo de dos años ya teníamos guantes y bolsas de basura para todas las limpiezas a coste cero. Nuestra actitud siempre ha sido querer contagiar al mayor número de personas posibles y con esto tener más visibilidad para que la gente se anime a contribuir por unas playas limpias y unos mares más sanos. Recientemente colaboramos con Interval S.A., una empresa de plásticos reciclados, que nos dona las bolsas de plástico 100% reciclado. Además con cada proyecto sumamos más guantes reutilizables a nuestro stock.

Vamos a cumplir 6 años el 21 de Agosto, y me ha pasado volando. Pero si miro atrás, hemos participado en muchas ferias, exposiciones, proyectos y actividades con tanta gente y entidades que sólo puedo pensar en los próximos años y en la cantidad de cosas que nos quedan por hacer.

AOA: Realizáis muchas actividades, principalmente relacionadas con la limpieza de playas y protección del océano. ¿Cuál es vuestro último proyecto?

EB: Las limpiezas de playa han sido nuestra actividad estrella. Ahora mismo tenemos varios eventos programados para este año, como la limpieza en Mayo de Clean Up The Med con nuestros amigos de Ecologistas En Acción y la limpieza de Septiembre que será la más importante para nosotros. El 15 de Septiembre se celebra el “World Cleanup Day 2018” donde más de 150 países de todo el mundo saldrán a limpiar su país durante 5 horas con el objetivo de llegar a los puntos más sucios de cada ciudad, playa y montaña. Además seguimos trabajando en el proyecto de #PlasticFriendly que conseguimos gracias a un crowdfunding en la plataforma La teua terra, que se trata de unas máquinas que trituran el plástico para transformar los residuos en objetos con una nueva vida.


Mi sorpresa fue ver que existe un trabajo increíble y muy simbiótico entre varias entidades fuertes del gobierno americano y muchas ONGs que trabajan mano a mano con científicos y políticos para conservar los océanos”


AOA: Recientemente has viajado a EE.UU invitado por la embajada americana. A través del programa “International Visitor Leadership Program ” tuviste la oportunidad de participar en un encuentro muy importante donde se trataron temas como el de residuos marinos. ¿Qué soluciones hay para combatir el problema de la contaminación marina y qué papel crees que un/a oceanógraf@ tiene al respecto?

EB: Fue una experiencia increíble, tuve la oportunidad de estar en la sede de la IUCN, de Ocean Conservancy y Ocean Alliance (ONG creada por Roger Payne!) entre otros muchos lugares emblemáticos para la conservación de la naturaleza en E.E.U.U. y en casi todos los lugares del mundo. Los asistentes éramos representantes de países muy diferentes al igual que nuestros perfiles, ya que contábamos con el Manager de la Reserva Natural de Saint Marteen (Caribe) y el científico jefe de la reserva de Patagonia (Argentina), Representantes del Ministerio de Pesquerías de Sierra Leona, Perú y Nigeria, además de directores de centros de buceo de Pakistán e ingenieros de empresas constructoras de Egipto. No todos teníamos base científica, pero todos teníamos relación con los océanos. Mi papel como representante de ONG era dar el punto de vista de una acción local y las probemáticas que derivan. Mi sorpresa fue ver que existe un trabajo increíble y muy simbiótico entre varias entidades fuertes del gobierno americano y muchas ONGs que trabajan mano a mano con científicos y políticos para conservar los océanos. La decepción fue ver que todos sabían que existía un problema con las basuras marinas pero nadie supo dar una respuesta coherente respecto a la solución o al trabajo que estaban llevando a cabo. No obstante fue inspirador ver a tantos países aprender de una de las grandes potencias del mundo, y llevarnos a casa muchas reflexiones y sinergias para futuros proyectos.


“Es verdad que no trabajo como oceanógrafo, todavía, pero simplemente porque me he centrado en generar un movimiento social, una actitud BIOagradable, que provoque un interés por nuestras playas y lo que pasa en ellas”


AOA: Pero tu recorrido no queda sólo ahí. Tienes una larga experiencia en voluntariados. Concretamente, has sido voluntario del proyecto The Black Fish. Háblanos un poco más de él y de tu trabajo en este proyecto.

EB: Debido a mi interés en los voluntariados y en la conservación marina empecé a informarme del trabajo que se estaba haciendo en el mundo. Accidentalmente me apareció una oferta de “trabajo” para The Black Fish, organización que trabaja contra la sobrepesca y las pesquerías ilegales en toda Europa. Me presenté como coordinador de voluntariado a nivel nacional y tras varias entrevistas vía Skype me cogieron y comencé a trabajar con ellos. Hemos hecho mucho trabajo en dos años, pero muy pocas actividades desde España, ya que el tema de las pesquerías es un tema que queda mucho por descubrir, a nivel de ilegalidades. Desde Amsterdam, donde tienen la base, y desde Reino Unido, donde tienen más grupos de voluntariado, han conseguido frenar muchas flotas pesqueras y fortalecer la vigilancia en los puertos con el programa de “Citizen Inspector Network” .Tuve la oportunidad de ser entrenado y participar en una investigación en Reino Unido para descubrir el tráfico y pesquería ilegal de bivalvos en las bahías de Lancaster, aunque no tuvimos muchos resultados fue una experiencia única. Al cabo de los dos años, las actividades y proyectos de BIOagradables se multiplicaban y tuve que dejar mi puesto con The Black Fish para centrarme y seguir trabajando con BIOagradables.

Finalización de una recogida de basura en la playa en BIOagradables. Fotografía cedida por E. Beladiez

AOA: ¿Qué te ha aportado como profesional tu participación en los voluntariados ambientales?

EB: La gente que me conoce de la carrera y me ha visto evolucionar con cada limpieza de playa siempre me da la enhorabuena por el trabajo realizado. Mi participación en estos eventos, y la organización de los mismos, me aporta mucha experiencia y herramientas para coordinar cualquier proyecto. Es verdad que no trabajo como oceanógrafo, todavía, pero simplemente porque me he centrado en generar un movimiento social, una actitud BIOagradable, que provoque un interés por nuestras playas y lo que pasa en ellas. En estos últimos meses estamos trabajando en desarrollar más proyectos científicos para darle peso a las campañas que lanzamos y, a parte de las campañas mundiales que hacen las organizaciones más grandes, podamos dar argumentos de peso para las problemáticas locales que al final son las que nos afectan a cada uno de los ciudadanos/as de este planeta.

 AOA: Una de las actividades que realizáis desde BIOagradables es la impartición de talleres para el público general ¿Cuál es tu opinión sobre el papel de la divulgación científica y la sensibilización social en la búsqueda de soluciones para problemas medioambientales?

EB: Hoy en día los problemas sociales y medioambientales van de la mano. Los talleres que realizamos con los más pequeños son nuestro intento de conseguir que las nuevas generaciones estén más vinculados a su entorno. Realizamos talleres en la playa que dan visibilidad a las problemáticas marinas más evidentes, como la contaminación de nuestras playas. Hacemos dinámicas para hablar de las consecuencias de los varamientos de ballenas y delfines en nuestras costas. También hablamos de sobrepesca con diferentes talleres adapatados a las edades. La base científica es clave para sensibilizar, pues otorga una base de conocimientos muy potente para hacer ver que los problemas que nos rodean son reales y no solo están en los telediarios, ajenos a ti. Traducir el lenguaje científico no es tarea fácil, además con las barreras de bulos y leyendas urbanas alrededor del ecologismo. No obstante, con pasión y un poco de ganas puedes transformar una parte de cada oyente que asista a charlas o talleres de sensibilización y divulgación, y con eso habrás cambiado la balanza a favor de la especie humana y su vida en este planeta.

Emilio y compañeros de BIOagradables en una de las actividades organizadas en la playa. Fotografía cedida por E. Beladiez

AOA: Cuando miras hacia atrás, ¿pensaste en algún momento que llegarías a fundar una asociación como BIOagradables y que tu trabajo iba a tener una repercusión social importante para la conservación el océano?

EB: Si miro atrás hasta me mareo! Mi intención no era más que juntar personas y organizar limpiezas de playa, nunca pensé que esos grupos serían tan grandes y que las limpiezas de playa se convertirían en un icono social de acciones positivas en mi ciudad. Además es muy importante la actitud con la que te tomas las cosas, nunca he sido fan de las personas que te dicen lo que no eres capaz de conseguir, así que siempre tuve la mente abierta para cualquier cosa que pasase. Con suerte y un poco de talento hemos conseguido que la gente se lo pase bien haciendo cosas buenas por el medio ambiente, y a todo el mundo le gusta disfrutar.

No, nunca pensé que viajaría a Estados Unidos para oír a los mayores expertos de conservación de los océanos, nunca pensé que Decathlon nos llamara para una actividad con más de 160 voluntarios, nunca imaginé que otras ONG más grandes intentaran absorbernos a los dos años, y mucho menos pensé que esto sería tan divertido y gratificante (obviando el estrés, claro) después de 6 años.


Una vez me dijeron que es tan importante lo que haces como el modo en el que lo cuentas, y eso es tan real como vital para crecer y llegar cada día a más gente


AOA: Por último Emilio ¿Qué consejo darías a nuestr@s soci@s si estuvieran interesados en emprender un proyecto de voluntariado propio?

EB: Es una experiencia con muchos aspectos a tener en cuenta. Lo primero es saber qué quieres crear, asegurarte de que nadie lo está haciendo ya. Tienes que estar dispuesto a sacrificar muchas cosas, nada nace sin esfuerzo. Es muy importante rodearte de un buen equipo. Tienes que estar dispuesto a aprender de todos y de todo, porque siempre habrá problemas que puedas solucionar y otros tantos que no. Por último, no olvides las redes sociales pues son una herramienta y bien usadas son muy potentes. Una vez me dijeron que es tan importante lo que haces como el modo en el que lo cuentas, y eso es tan real como vital para crecer y llegar cada día a más gente.

Desde la AOA agradecer la colaboración de Emilio para concedernos esta entrevista. Ha sido un placer tenerte con nosotros, aprender de ti y que nos transmitas tanta buena energía siempre. ¡Muchísima suerte para todos tus futuros proyectos! Y como decís en la terreta: Fins aviat! Si quieres conocer un poco más sobre su proyecto BIOagradables, os animamos a ver su página web:  http://bioagradables.org

¡Hasta la próxima entrevista del mes de mayo oceanógraf@s!

Post by R. Jiménez-Ramos

Biomaratón 2018

¡Hola Oceanógraf@s!

Madrid, Barcelona, Sevilla y Cádiz participarán por primera vez en el “City Nature Challenge“, un biomaratón internacional entre más de 60 ciudades de todo el mundo. La ciudad ganadora del City Nature Challenge 2018 será la que consiga el mayor número de observaciones de especies de cualquier tipo de organismo vivo entre los días 27-30 de abril en su área metropolitana. Para ello, cualquier persona puede aportar fotos y/o sonidos realizados con una cámara profesional o con un móvil sobre sus observaciones de la biodiversidad local para publicarlas en Internet.

Este evento lleva organizándose desde 2016 cuando Los Ángeles y San Francisco se retaron en esta divertida forma de incentivar a la población a conocer y proteger la biodiversidad. Los Ángeles fue la ciudad ganadora. El año pasado participaron 16 ciudades de EEUU con más de 4.000 personas realizándose unas 125.000 observaciones entre mas de 8.600 especies. Y en esta tercera edición, el evento se realiza entre ciudades de todo el mundo.

¿Cómo se participa? Es muy sencillo, hay que hacerse una cuenta en http://natusfera.gbif.es/signup y subir las fotos sacadas entre el 27 y 30 de Abril a esta página: http://natusfera.gbif.es/projects/cnc-2018-cadiz. Las fotos se pueden subir directamente desde un ordenador en la página anterior o usando la app de Natusfera descargable desde Play Store (para Android) o AppStore (Para Apple).

Desde la AOA hemos programado un evento llamado Biomaratón 2018 para soci@s y todo el que quiera participar para apoyar a esta bonita iniciativa de acercamiento de la naturaleza a la sociedad. El plan para el evento Biomaratón 2018 es el siguiente:

  • Jueves 26/04. Presentación sobre el “Nature Challenge 2018”, como participar y la importancia de cuidar la biodiversidad. Hora: 13:30 en el aula 2 del CASEM (Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales).

  • Viernes 27/04. Excursión al Pinar de la Algaida y marisma alta del Río San Pedro. Hora: 11:30 en la puerta del CASEM (Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales).

  • Sábado 28/04. Excursión a los Toruños en Valderagrana. Hora: 11:00 en la puerta principal del Parque Natural.

  • Domingo 29/04. Excursión en el intermareal rocoso de la Caleta en Cádiz. Hora: 10:00 en la entrada de la Caleta.

Las actividades consisten en excursiones de unas 2h por la mañana para hacer fotos a los organismos que se vean. No hace falta saber las especies y se pueden repetir fotos, es decir, si vais con amigos podéis enviar fotos del mismo animal o planta.

Os animamos a que como socio@s participéis en estas actividades y, el/la que esté interesad@, puede también colaborar en la organización y realización de estas actividades o incluso proponer alguna otra en otros lugares. Para ello enviar un correo a actividades@oceanografosandalucia.es con el asunto “Biomaratón 2018” explicando en qué actividad o actividades queréis participar y si queréis involucraros más en ellas como colaboradores de las mismas.

La biodiversidad costero-marina es clave para que la participación de Cádiz sea un éxito en este evento mundial. ¡Entre todos podemos lograr que así sea!

Post by Luis G. Egea

 

UNID@S POR EL OCÉANO ANTÁRTICO

¡Hola Oceanógraf@s!

Los océanos no solo son el lugar donde nació la vida y donde más especies quedan por descubrir. Es además nuestro principal aliado para combatir el hambre en el mundo y el cambio climático. Los servicios que nos proporciona y la vida que alberga es inmensa, pero su protección es mínima. La conservación de la naturaleza durante el siglo XX sin duda estuvo enfocada en los ecosistemas terrestres dado que fue el periodo en el que se crearon la mayor parte de los parques naturales que tenemos hoy en día. Pero en el siglo XXI el principal campo de batalla de la conservación está en las otras 3/4 partes de nuestro planeta: los océanos. Según la IUCN, actualmente casi el 15% de la tierra emergida está protegida (aunque admiten que aun están desprotegidas áreas cruciales para la biodiversidad). Sin embargo, sólo el 5,3% de los océanos cuenta con algún tipo de protección y sólo el 1,6% se encuentra totalmente protegido. El Convenio Sobre la Diversidad Biológica (1992) de Naciones Unidas, exige que al menos un 10% de las zonas marinas y costeras estén protegidas hacia el año 2020. Somos l@s oceanógraf@s de todo el mundo l@s mayores responsables para concienciar a la sociedad de la importancia de cuidar los océanos, de hacer que la sociedad sea consciente de lo que nos estamos jugando en este siglo. Todos con nuestros estudios, carreras y trabajos, de forma directa o indirecta, hacemos que esta sociedad vuelva su mirada hacia el mar y se preocupe de su conservación. Por ello tenemos que estar orgullosos de la profesión que hemos elegido; de ser Oceanógraf@s.

Una de las mejores formas de proteger nuestros océanos es creando Áreas Marinas Protegidas (AMP). Las AMP constituyen un verdadero refugio a la diversidad biológica, protegiendo a los ecosistemas y permitiendo que las especies marinas se reproduzcan sin tanta presión humana de forma que actúan como fuentes de vida para otras zonas más explotadas. El océano Antártico es uno de los puntos calientes del océano que necesitan protección con mas urgencia. Como seguramente sabrás, el océano Antártico es crucial para la salud de nuestro planeta. Allí se forman masas de agua que alimentan a otros océanos y mares de los que dependen muchos millones de personar para vivir. Además es el hogar de más de 14.000 especies marinas tan emblemáticas como ballenas azules, cachalotes, delfines, orcas, focas, pingüinos, albatros, petreles, tiburones, etc. Por desgracia, el océano Antártico se está viendo seriamente amenazado en los últimos años por la industria pesquera mundial que está mermando las poblaciones de una única especie clave en el sistema antártico: el krill. Estos minúsculos crustáceos, considerados en términos de biomasa uno de los animales más abundantes del planeta, están siendo arrasados por la industria pesquera que los usa para hacer piensos para peces, industria farmacéutica o suplementos de omega 3. Según la IUCN, los barcos pesqueros recogen 300.000 toneladas de krill al año. Sin krill, la mayoría de las formas de vida en la Antártida desaparecerían. La ballena azul, por ejemplo, ingiere 4 toneladas de krill al día, ¡equivalente a 10.000 hamburguesas diarias! Es por ello que más que nunca se necesita la creación de un Santuario en el océano Antártico, que evitaría que la industria del krill merme la base de la cadena alimenticia poniendo en peligro a todas los animales que viven allí.

Por ello, desde la AOA te animamos a unirte a la petición dirigida por Greenpeace para exigir a los gobiernos que el océano Antártico sea protegido creando un santuario en sus aguas. Para ello entra y firma en el siguiente enlace: protecttheantarctic.org Ya somos casi 1.5 millones pero se necesitan muchas más para que los gobiernos se tomen en serio esta iniciativa. Tenemos hasta Octubre de 2018 para conseguirlo. Tienes toda la información sobre la propuesta de Greenpeace aquí.

El futuro del planeta se está jugando en los océanos, y no habrá futuro sin un océano Antártico protegido. #protectantarctic #santuarioantártico #SOSantártida @greenpeace_esp

Post by Luis G. Egea