Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico

¡Buenas Oceanógraf@s!

Desde la AOA queremos desearos un feliz verano. Es la estación del año donde solemos disfrutar más de la naturaleza gracias al buen clima. Pero tanto si vais a la montaña como a la playa, no olvidéis usar el mínimo plástico posible. Actualmente nos enfrentamos al aviso de no sólo recoger el plástico usado para reciclarlo, si no de usar el mínimo plástico posible.

Según datos de Greenpeace, desde que empezó a despuntar el uso de plástico alrededor de 1950, se han producido en todo el mundo más de 8.000 millones de toneladas de  plástico de todo tipo. ¡Eso supone el peso de 10.000 Torre Eiffel! Eso es muchísimo para un producto que cuenta como propiedad destacada su ligereza ¿verdad? Además, la mitad de este material se ha producido en los últimos años y sigue en aumento.

Tan solo el 9% se ha reciclado. Nada más. Y sin embargo el 79% ha quedado en vertederos o abandonado en el medio ambiente. Un plástico que tardará entre 150 y 1000 años en descomponerse. Pero, tampoco penséis que el reciclaje es la solución. La paradoja del reciclaje es centro de discrepancia entre muchos expertos. El proceso de reciclar es solo una pequeña “tirita” para el problema, ya que no es rentable para el planeta. Por ejemplo cuesta 100 veces más reciclar bolsas de plástico que producir nuevas.

Basuras marinas de plástico flotando en el océano. Imagen etiquetada para uso no comercial por Google.

Hoy es el Día internacional sin bolsa de plástico. Y es que este pequeño objeto de la vida cotidiana es uno de los mayores problemas que existen para el medio ambiente. En España se genera 6.700 millones bolsas al año, unas 70.000 toneladas. Y es el océano uno de los mayores destinos de estos residuos plásticos. De hecho, actualmente 13 toneladas de plástico llegan a los océanos cada día. Se han encontrado bolsas flotando al norte del Círculo Ártico y en lugares remotos del Atlántico Sur. Incluso se han encontrado bolsas de plástico en la fosa de las Marianas, a 10.898 metros de profundidad. Este hallazgo fue encontrado por un estudio realizado por el equipo de investigadores liderado por la Agencia Japonesa para la Ciencia y Tecnología Marítimo-Terrestre, publicado en 2017, y analizaron 3425 piezas de desechos a partir de 5010 inmersiones. Más del 33% eran macroplásticos, de los cuales el 89% eran productos de un solo uso, como la bolsa de plástico localizada en la fosa de las Marianas, hogar de algunas de las formas de vida marina más remotas, extrañas y desconocidas del océano.

Otros datos también estiman que las bolsas de plástico son causa de muerte de unos 100.000 mamíferos marinos cada año. Además, a tod@s nos sobrecogió la fotografía tomada del documental Albatross, realizado por Chris Jordan y que se estrenó el pasado 8 de Junio en España, donde una madre alimentaba a su cría con restos de plástico que confundió como alimento.

Adulto de albatros alimentando a su cría con restos de plásticos. Fotografía realizada por Chris Jordan, documental Albatross.

¿Y qué podemos hacer para empezar a cambiar esta tendencia?

  • Haz la compra con bolsas de tela, cestos de mimbre… ¡Olvídate de las bolsas de plástico!
  • No uses las bolsas de la fruta del supermercado para comprar tu fruta o verdura, lleva bolsas de tela (las hay semitransparentes y muy ligeras en internet y pueden lavarse tras varios usos)
  • ¿Después de hacer la compra llenas el cubo de basura de plástico? Algo está pasando… No compres alimentos “sobre-envasados”. Por ejemplo, no hace falta comprar bandejas de fruta envueltas en plástico. ¡Cómpralas a granel! Únete a la campaña #Desundalafruta, liderada por Isabel Vicente, ingeniera agrónoma al frente del blog dedicado a sostenibilidad y medioambiente La Hipótesis Gaia, y Fernando Gómez y Patricia Reina de la web Vivir Sin Plástico.
  • No compres una bolsa en el supermercado para llevar dos cosas que hayas comprado…usa las manos o lleva una pequeña mochila de deporte para trasnportarlo.
  • En la medida de lo posible recoge los plásticos que veas arrojado en la playa o en el campo y tíralo en el contenedor correcto
  • Ayuda a concienciar a los demás de este problema y de cómo ayudar a rectificarlo, sobre todo a los más pequeños.

Estos son algunos de los consejos que os presentamos hoy, pero estaremos publicando sobre ello durante todo el mes de Julio en nuestras redes sociales. ¡Estad atentos!

Basuras marinas arrojadas en la playa. Imagen etiquetada para uso no comercial por Google.

Además, la AOA se ha adherido al movimiento “Plastic Free July”. Es un movimiento mundial para evitar el excesivo consumo de plástico durante este mes de Julio. Os animamos a formar parte de este movimiento, publicando imágenes de basuras marinas en vuestras redes sociales y de algunas soluciones que escogéis para reducir plástico. Compartid vuestras fotografías con los hashtags #ChoosetoRefuse #OceanografosAndalucia y citando a la AOA en cada red social para que podamos compartirlo.

¡Feliz verano libre de plástico oceanógraf@s!

Post by Luis G. Egea

Dejar una contestacion