Entrevista del mes – Noviembre 2018

Carmen Meléndez, oceanógrafa que decidió emprender con su propio proyecto, guiada por su compromiso con la ciencia, la divulgación  y su pasión por el mar.

¡Buenos días Oceanógraf@s!

Llega la entrevista del mes de Noviembre con una oceanógrafa emprendedora y muy comprometida con la educación y la divulgación científica. Ella es Carmen Meléndez, estudió Ciencias del Mar y Ciencias Ambientales, con un posterior Máster en Oceanografía en la Universidad de Cádiz. Actualmente, es directora del Proyecto FarFalle, un proyecto enfocado en un modelo turístico sostenible y apostando por la divulgación científica a bordo en las Islas Canarias.

AOA: Hola Carmen, como en cada entrevista, nos gusta empezar por el comienzo, que en este caso es nuestra infancia. ¿Cómo surgió tu pasión por el mar? 

CM: ¡Hola AOA! Soy madrileña y muchos veranos los pasaba con mi familia en Conil, Cádiz, en una casa frente a la playa de El Palmar. En los años 90 era un lugar totalmente diferente a como es hoy en día. Para mí era un mundo por descubrir, libertad, contacto con la naturaleza 100%, jugar, seguir jugando y todo el día fuera de casa investigando con coquinas, dunas y olas. Me imaginaba vivir durante todo el año allí, frente al mar ¿cómo sería el mar en invierno? quería conocerlo más.

AOA: ¿Por qué decidiste estudiar Ciencias del Mar? 

CM: Recuerdo bien ese momento, el día en el que vino un coordinador en 2º de bachiller para mostrarnos las posibles salidas que teníamos al finalizar. Nos dieron un tríptico rojo y blanco y allí estaba escrito: Ciencias del Mar. ¡Alucinaba que existiera esa carrera!, empecé a informarme, lugares, asignaturas, barcos, instrumentos, estudios… y cuanto más conocía, mas quería saber y me preguntaba ¿por qué no? Desde entonces, lo tenía claro, buscaba ese contacto con el mar día a día y esa forma de vida que en Madrid era imposible tener, y siempre luche por conseguirlo.

AOA: Cuando acabaste la carrera, ¿supiste qué camino empezar a recorrer como profesional, o fue complicado encontrar tu sitio? 

CM: Después de 7 años estudiando sin parar sí fue difícil el cambio y buscar nuevos horizontes. Me fui 6 meses a Bélgica a trabajar como camarera, conseguir vivencias y dinero. Mientras tanto realizaba cursos de voluntariado, cursos online, solicitaba plazas en España y fuera. Fue mi época de revisión bibliográfica en cuanto a trabajo en Europa. Quise centrarme en conseguir experiencia en la mar, realice un curso de posgrado en Galway Mayo Institute of Technology (GMIT), Irlanda, y pude embarcarme en dos buques oceanográficos: R/V Celtic Mist y R/V Celtic Voyager, al mes siguiente me seleccionaron en un proyecto europeo y trabaje a bordo de R/V Urania en Italia. Al volver a España, me salió una oportunidad en Tenerife en cuanto avistamiento de cetáceos, todo apuntaba a navegar, así que allí que fui.


Se deben pasar muchas horas al lado de los mamíferos marinos, observando su comportamiento, estructura social, clases de edad, alimentación, etc. para poder llegar a conocerlos un poco, es un trabajo que requiere mucha dosis de paciencia y continuidad. Es muy gratificante


AOA: Tu carrera profesional la empezaste como asistente de investigación en varios proyectos y centros de trabajo, como la Universidad de Cádiz o la Sociedad Española de Cetáceos del Archipiélago Canario (SECAC). Investigaste también en varios campos, como en la química o en biodiversidad marina ¿cómo fue esa experiencia? 

CM: Poder trabajar de la mano de profesionales es necesario y vital, te va formando y te crea unos cimientos muy importantes para poder desarrollarte como profesional. Tanto en Cádiz, como en Italia o Irlanda y ahora en Canarias he podido aprender y conocer de cerca grandes investigadores y profesionales que me han ayudado a crecer tanto en lo personal como en lo profesional. De forma directa fui alumna colaboradora del departamento de química y física de la UCA durante 2 años y decidí realizar mi tesis de master con ellos, siempre me interesó estudiar la química del agua y del agua intersticial de los sedimentos, estudiar lo que el ojo humano es incapaz de ver. De forma indirecta caí junto con los cetáceos en Canarias, en el SW de Tenerife, mis compañeros de trabajo eran calderones tropicales, delfines mulares, tortugas, un hidrófono y un acantilado espectacular a bordo de un catamarán.

Carmen Meléndez trabajando en una de las campañas oceanográficas donde ha participado, a bordo del R/V Urania. Fotografía cedida por C. Meléndez.

AOA: También tienes experiencia como guía turística de avistamientos de cetáceos. ¿Cómo llegaste a ejercer de ello? 

CM: El mundo de los cetáceos siempre me atrajo, en el 2010 estuve en las Islas Eólicas, Italia, realizando un curso de monitoreo de cetáceos y tortugas marinas y en el 2014 estudie en Shannon, Irlanda con IWDG (Irish Whale & Dolphin Group). Desde el 2015 trabajo en la zona SW de Tenerife, Zona de Especial Conservación dentro de la Red Natura 2000. Se deben pasar muchas horas al lado de los mamíferos marinos, observando su comportamiento, estructura social, clases de edad, alimentación, etc. para poder llegar a conocerlos un poco, es un trabajo que requiere mucha dosis de paciencia y continuidad. Es muy gratificante.


Proyecto FarFalle es Oceanografía, es Ciencia, tiene una perspectiva divulgo-educativo-científica,  (…) Es necesario guiar a la sociedad hacia el camino de la preservación, conservación y protección de la Naturaleza, de los Océanos y de la Biodiversidad”


AOA: Una gran parte de tu trayectoria está muy ligada a los voluntariados. De hecho, en 2017 llegaste a realizar cursos de responsable de voluntario en el Instituto Canario de Animación Social (ICAS). ¿Cómo unes la ciencia social con la ciencia marina a través de los voluntariados? ¿Es importante combinar ambas? 

CM: No es que sea importante, es que es necesario. Al fin y al cabo cuando nos comunicamos con una persona o un grupo de personas, lo principal no es el contenido, sino la forma de transmitirlo y de crear un correcto nexo de unión entre dos o varias personas. La psicología y las relaciones personales son un pilar necesario para cualquier actividad humana y/o profesional.

AOA: Hace poco tomaste la decisión de emprender tu propio proyecto, llamado Proyecto FarFalle. ¿Cómo empezó la aventura? 

CM: Este proyecto empezó en mi cabeza en 2009 en una estancia académica en Palermo, Italia. Sentía la necesidad de compartir mis conocimientos con otras personas a fin de realizar actividades ligadas con la ciencia y dar a conocer la Oceanografía. Decidí entonces abrir un blog y proponer talleres. A lo largo de todos estos años hasta el día de hoy lo he ido desarrollando poco a poco y moldeando con todas las experiencias que he tenido hasta lo que es ahora y lo que será en el futuro.

Carmen en un momento de las actividades de ciencia a bordo que realiza en su proyecto FarFalle. Fotografía cedida por C. Meléndez.

AOA: ¿Cuáles son los objetivos del proyecto FarFalle? 

CM: Proyecto FarFalle es Oceanografía, es Ciencia, tiene una perspectiva divulgo-educativo-científica, ofrezco salidas de navegación de corta y larga duración con instrumentos de investigación y con un laboratorio a bordo de diferentes embarcaciones en las Islas Canarias. Cualquier tipo de público puede participar, desde mi punto de vista, la ciencia es por y para la sociedad, hay que dar oportunidades, es vital dar a conocer como, por qué y para qué se estudia el Océano. Es necesario guiar a la sociedad hacia el camino de la preservación, conservación y protección de la Naturaleza, de los Océanos y de la Biodiversidad. Proyecto FarFalle fomenta un turismo científico y con rigor que permitirá a los participantes iniciar, ampliar y/o completar sus conocimientos, aprender los aspectos del mundo del Océano y de los procesos y mecanismos que han hecho, y hacen el Océano un medio único.

AOA: ¿Cómo es el día a día de la directora en su propio proyecto? 

CM: Por ahora con poco descanso pero motivada. La mayor parte de mi tiempo lo dedico a Proyecto FarFalle. Me sigo formando, sigo estudiando y sigo buscando posibilidades. Soy positiva y tengo el motor de la ilusión para sacarlo hacia delante y mejorar día a día.

AOA: ¿Tienes algún referente en la oceanografía que te haya inspirado profesionalmente? 

CM: Mis referentes son personas que se han cruzado en mi camino profesional y a las que admiro por su forma de trabajar y de actuar, de compartir y de enseñar, por ser fieles a sí mismos y por luchar por sus objetivos y metas. Son profesores dedicados y entusiastas, son compañeros de la facultad solidarios, son navegantes, son personas que aman su entorno y su profesión.

Carmen a bordo de la embarcación donde lleva a cabo sus actividades en el Proyecto FarFalle. Fotografía cedida por C. Meléndez.

AOA: ¿Qué aconsejarías a los que ahora estudian o se plantean dedicar su carrera profesional a la oceanografía? 

CM: La Oceanografía es un mundo muy amplio, une todas las ciencias: química, física, biología y geología, es muy apasionante, podemos encontrar muchos submundos que elegir y en los que sumergirse. Las nuevas generaciones han de ayudar a conservarlo, es necesario trabajar para conseguir este fin, que elijan su mayor vocación, que se formen y se desarrollen profesionalmente tanto dentro como fuera de España.

AOA: ¿Cuál es el siguiente reto para Carmen Meléndez? 

CM: Mi mayor reto es la estabilidad del Proyecto FarFalle.

Carmen en un día de su experiencia en la campaña oceanográfica a bordo del R/V Urania. Fotografía cedida por C. Meléndez.

Muchas gracias Carmen por compartir parte de tu experiencia y tu valentía emprendiendo nuevos proyectos. Podéis conocer más de cerca a Carmen y su proyecto pinchando aquí. En breve publicaremos un Convenio con Proyecto FarFalle que podéis consultar en nuestra pestaña Convenios.

Post by R. Jiménez Ramos

Dejar una contestacion